Rate this post

Muchas personas llegaron a ver que debajo de las hermosas tumbas de las instituciones bancarias yace un grupo de muertos y aletargados negociadores que solo compran y venden monedas extranjeras, adquieren derechos especiales de giro, oro, y cualquier otro título valor comercializable. Este ha sido el caso típico de muchos (si no todos) los negociadores de los bancos centrales de los países del G7. Estos negociadores de los bancos centrales casi siempre están siguiendo órdenes sobre políticas de inversión que vienen de personas sentadas en lo alto de la cadena de comando de sus respectivos países. En la actualidad, la única preocupación del G7 con las criptomonedas tiene que ver con su habilidad de regularlas… pero esto podría cambiar. Existen rumores sobre la posibilidad que los bancos centrales del G7 empiecen a comprar criptomonedas en el año 2018.

central

Reservas internacionales

Un banco central es principalmente responsable por la gestión entera de las reservas de oro y monedas extranjeras de una respectiva nación o estado. Estas reservas son muy necesarias para asegurar que la nación pueda sostener sus obligaciones en moneda extranjera como también mantener la confianza de las personas en la tasas de política cambiaria de la nación. La recolección y gestión de oro por la mayoría de los bancos centrales se debe a que el metal sirve como un buen respaldo para todos los activos de propiedad de la nación. De todas las mercancías que respaldan activos en una nación, el oro se ha probado históricamente como un buen sostén en épocas de adversidades y durante eventos de «choques» financieros externos.

En la mayor parte, las personas mantienen oro debido a su alta liquidez, como también su habilidad de diversificar beneficios (en comparación con la propia moneda de un banco central). Otra cosa que vale notar es que el cambio de divisas se constituye en otra área de transacciones comerciales altamente liquidables. Ahora, todos los países del G7 están vinculados a través de varios acuerdos comerciales, políticos y financieros. Cada nación cuenta con grandes reservas de las monedas de los otros países; denominadas reservas de divisas internacionales.

Los bancos centrales de los países del G7 también cuentan con títulos valores comercializables y derechos especiales de giro (Special Drawing Rights, SDR) que están designados en monedas extranjeras como bonos (gubernamentales), capitales corporativos y también créditos en monedas extranjeras. Los SDR son activos de reservas internacionales que tienen el objetivo de complementar las reservas de los países miembros. El valor de un SDR del G7 se basa en cinco monedas de los siete países del G7. Estas incluyen: el dólar estadounidense, el renminbi chino (RMB), el yen japonés, y la libra esterlina británica. El punto es que entre los países del G7, cada nación mantiene las monedas de los otros ya sea directamente o a través de SDRs.

Los tiempos están cambiando

El valor total de los SDRs creados y asignados a los miembros del G/ llega a casi $291 mil millones. Si la capitalización de mercado total de Bitcoin excede este valor, existe un gran chance que estos bancos centrales empiecen a comprar criptomonedas en un esfuerzo para potenciar sus economías. Ahora es muy evidente cómo las monedas fiduciarias están dando malos resultados en contraste a las criptomonedas: de hecho, aparecen como no teniendo nada de valor en contra de las monedas digitales. A medida que esto continúa, las divisas de los países del G/ y los SDR no tendrán otra opción que empezar a hacer modificaciones a sus reservas extranjeras para habilitar espacio para la inclusión de las criptomonedas.

cryptos against central fiat currencies

Otro factor a considerar es el hecho que en el año 2018 todo el mundo será testigo de las criptomonedas volviéndose las divisas más grandes en términos de capitalización de mercado. Esto sin duda hará que sea necesario ser propietario de una criptomoneda u otra a medad que se conviertan en un nicho muy concreto de inversión.
A medida que los bancos centrales del G7 empiezan a darse cuenta de la falla sistemática de sus monedas fiduciarias en contra de las criptomonedas, eventualmente tornarán a ejercer medidas prerrogativas con el fin de desviarse de las políticas de inversión actuales que rigen la gestión de reservas. En vista a este cambio de eventos, Bitcoin (en particular) conjuntamente con otras criptomonedas serán convertidas en monedas y valores legales para transacciones comerciales por estos bancos centrales (debido a que los bancos definitivamente invertirán grandes sumas en las criptomonedas). Sin embargo, la mayoría de estos bancos no harán esto directamente; esto sería el propósito de los gerentes de fondos externos. La parte triste de esto es que la mayoría de esto será hecho detrás de las sombras, entonces no esperen escuchar mucho sobre estas situaciones cuando empiecen a suceder.

xxxnxx
aflamsex
xnxxx
iporn xxx
arab xxnx

Share This