CoinfloorEX, una nueva plataforma de negociación basada en Londres y el primer mercado de criptomonedas basado en intermediarios, lanzará los primeros contratos de futuros de Bitcoin “entregados físicamente” en abril de 2018.

Para esto, Coinfloor se está uniendo a por lo menos cuatro otras empresas para ofrecer tal producto a sus clientes: Bitmex, CryptoFacilities, CME Group, y el CBOE.

La entidad basada en el Reino Unido lanzará una bolsa dedicada de futuros que será llamada CoinfloorEX. La noticia también fue anunciada durante la conferencia anual de la Asociación de la Industria de Futuros que se llevó a cabo en Florida.

A diferencia de sus competidores, CoinfloorEX apoyará contratos de futuros “entregados físicamente” o liquidados físicamente, donde el activo siendo transado, Bitcoin, será entregado del vendedor del contrato automáticamente cuando el contrato este fijado a expirar. El dueño del contrato, por su parte, está obligado a entregar el monto total de dólares estadounidenses al vendedor en base al precio en que transaron el contrato. Los contratos de futuros de Bitcoin ofrecidos por los competidores de Coinfloor son liquidados con efectivo, con el proceso de liquidación no involucrando ningún depósito/abono de Bitcoins reales.

Esto, de acuerdo con el Director Ejecutivo y cofundador de Coinfloor, Mark Lamb, erradica las preocupaciones de seguridad de algunas fuentes de los contratos liquidados en efectivo, que pueden ser sujetos a la manipulación de precios. Con las liquidaciones tradicionales en efectivo, los participantes pueden significativamente cambiar el valor del índice subyacente en las bolsas que podría resultar en una posición desfavorable para la otra parte.

En las palabras de Lamb, “El mercado de Coinfloor y la introducción de intermediarios (brokers) profesionales de Bitcoin se constituye en el próximo paso hacia la adopción. Nos estamos alejando del “Viejo Oeste” de Bitcoin y estamos entrando a estructuras seguras y accesibles”.

El producto fue el resultado de una realización de que existía una demanda real por tal servicio debido a las crecientes necesidades de los fondos de cobertura, las firmas de operaciones por cuenta propia, como también de parte de los mineros de criptomonedas. “Cuando uno habla con proveedores de liquidez, todos dicen lo mismo, que quieren contratos de futuros entregados físicamente para que puedan cubrir sus exposiciones a través de las bolsas”, expresó Lamb a Reuters.

El concepto de los futuros de Bitcoin es nuevo, incluso controversial y existe una gran cantidad de escepticismo dentro de la industria. La Comisión de Negociación de Futuros de Mercancías de los Estados Unidos (CFTC por sus siglas en inglés) anunció en enero que trabajaría en un “proceso de revisión intensificado” para cualquier contrato de futuros de Bitcoin a futuro para asegurar que los contribuyentes estén protegidos de estafas, manipulaciones, y otras prácticas abusivas dentro de los mercados de futuros.

La plataforma

El primer contrato entregado físicamente en la plataforma de Coinfloor será lanzado en abril de 2018.

Como colateral, los usuarios podrán utilizar dólares estadounidenses (USD) y Bitcoin (XBT).

Uno incluso no necesita ser dueño de una billetera digital para poder transar contratos de futuros de Bitcoin. El usuario podrá aceptar la entrega (o realizar la entrega) usando a CoinfloorEX como el custodio de sus Bitcoins. Si el usuario está entregando Bitcoins (en contraposición a aceptar la entrega) y no cuenta con una billetera digital, ellos pueden comprar Bitcoins en el mercado al contado BTC/USD de CoinfloorEX.

Más aún, tales transacciones liquidadas físicamente pueden operar de forma simplificada a lo largo de múltiples bolsas que sean de elección del cliente.

La empresa

Coinfloor fue fundada en 2013 y maneja la bolsa al contado de criptomonedas más grande con sede en el Reino Unido desde Londres, y otra bolsa al contado española, Gibraltar.

Coinfloor está respaldada por un sólido equipo que reunió a 21 intermediarios profesionales de Bitcoin como los miembros fundadores del Mercado de Coinfloor, los mismos que asesoran a los inversores sobre las transacciones personales con Bitcoin.

Entre los inversores, Coinfloor cuenta con la sociedad global de capital riesgo Passion Capital, el cofundador de TransferWise, Taavet Hinrikus, y el ex director administrativo de los negocios de comercialización de productos básicos de Goldman Sachs y Credit Suisse, Adam Knight, el mismo que funge como Presidente del Directorio.

Como lo especifica el sitio web de Coinfloor, el negocio de la empresa evolucionó desde experimentar de primera mano los desafíos de comprar, vender, y negociar criptomonedas en el Reino Unido. Los miembros del equipo se fijaron en crear un negocio que sirva para el inversor y negociante profesional sofisticado, ofreciendo a los clientes acceso a bolsas seguras y transparentes para transar e invertir en criptomonedas.

Categories:

Share This